ARROYO por Mauro Arroyo

noviembre 14, 2007

foto_bon-jovi_4.jpg

foto_bon-jovi_3.jpg

foto_bon-jovi_2.jpg

El grito de los olvidados
A veces pienso que mis memorias piden que se realice un juicio sobre temas vinculados a la realidad, he tratado de buscar maneras, métodos que reivindiquen la denuncia, sin caer en lo panfletario. Los problemas sociales son parte del diario vivir, estos hechos y los recuerdos flotan en mi mente, hacen que mi pintura, mis grabados, tengan esa connotación y sean el motor de mi obra.
Temas como los de la actual política, esa farsa de la democracia han dado lugar a que me pregunte, que sean más las incógnitas que las respuestas, mi juicio artísticos sobre tales hechos es urgente, la atención que le brindo al tema es vital para mi, trato de acercarme a esa realidad, me introduzco en ese entorno sombrío, lúgubre y que a veces parece eterno.
Mi intención es que el resto de personas no permanezcan ajenas a esta realidad latente en nuestra sociedad, es una realidad cruda que no se circunscribe tan solo a estadísticas, sino que se trata de algo que muchos vivimos a diario, mientras se habla de una ciudad patrimonial, cultural, a diario en e centro de Quito encuentro la otra ciudad, aquella con mendigos, con niños famélicos haciendo piruetas por ganarse unos centavos que alivien el hambre de su magullado cuerpo, escondiéndose de la autoridad que trata de anularlos, para que se vea la ciudad que necesitan los turistas, una limpia sin “gente indeseable”.
Siento que dentro de mi existe una impulso insurrecto que se niega a aceptar esta realidad, un sentimiento de profunda rabia, que me motiva a una lucha, y me obliga a elevar mi voz de protesta para que alguien la escuche, espero que sea así, y eso me da la fuerza para seguir con mi labor. Es mi necesidad de comunicación por medio de los medios plásticos, espero ser un provocador del debate del tema social de nuestro medio.
Mi búsqueda de formas para expresar la inconformidad con este injusto sistema, se apoya en la realidad en la que me hallo, en ese absurdo que es la vida en un país como este, me sugiere que esta hipérbole de la pobreza y de la riqueza sea mostrada tal cual es, sin eufemismos, sin reservas, trato de conjugar en las formas, las líneas, los colores, sin dejar de pensar que intento comunicar y denunciar esa desigualdad social.
Mi pintura es fruto de una reflexión intensa, no deviene del gusto por lo exótico, está involucrada íntimamente mi condición de artista, de hombre del pueblo, de un ciudadano común que no acepta los designios del imperio del capital.
El dolor de mi gente lacera mi alma, mi sensibilidad artística por ello no se puede mantener ajena, mi denuncia es parte de la esperanza de un nuevo amanecer para los olvidados, para los segregados y excluidos, para quienes son mis hermanos, es decir para mi pueblo.

Mauro Arroyo

Agosto de 2004

 foto_bon-jovi_1.jpg

…………………

 

Anuncios

Una respuesta to “ARROYO por Mauro Arroyo”

  1. edwin lluco Says:

    Todos los panas conocemoe el trabajo de mauro y su tecnica….pero.
    Creo que es hora de hacer mas u otro trabajo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: